Zamia (Zamia Furfuracea)

 Zamia (Zamia furfuracea) Zamia furfuracea L. Sin: Zamia pumila L. Nombre popular: zamia, sagu-da-jamaica, araruta de la flórida Gymnospermae -Familia Cycadaceae Origen: Estados Unidos, México, Norte de América del Sur

Descripción

Planta perenne arbustiva de raíz corto leñoso, puede alcanzar una altura entre 1,20 a 1,50 m, con diámetro en es una planta dioica, es decir, tenemos una planta de inflorescencia femenina y otra masculina. La planta femenina produce una estructura cónica con semillas anaranjadas.

Las hojas son largas, compuestas de innumerables folíolos ovalados lanceolados verdes y muchas veces pequeñas espinas a lo largo de todo el pecíolo.

Cómo planchar la Zamia

Para cultivar debemos escoger un lugar con sombras en el horario de la tarde, pues esta planta es originaria de lugares con bosques y sus hojas presentan signos marrones de quemadura cuando expuestas al sol.

El suelo de cultivo deberá ser fértil, con capacidad de drenaje, pero que pueda retener alguna humedad en el verano. El pH de cultivo ideal es 7,0.

Para plantar la zamia, usar una mezcla en partes iguales de compuesto orgánico bien particulado con humus de lombriz y arena, si el suelo es muy arcilloso. Añada 100 g de fosfato natural de rocas en la mezcla.

Abrir un agujero más grande que el terrón, descompactando la tierra del fondo y de las paredes, para permitir un buen desarrollo de raíces.

Parte del sustrato preparado en el fondo, colocar el terrón y llenar los laterales con la mezcla. Los regados deberán ser regulares, pero disminuir en el invierno y en la época de las lluvias de algunas regiones.

Realizar la fertilización anual en invierno o época de lluvias después de dos de acuerdo con la normativa vigente en el sector de la construcción, en el marco de la reforma agraria y de la reforma agraria. En el caso de que se produzca un cambio en la calidad del producto, de semillas en la primavera. Colocar las semillas en balde con agua, las que se hunden podrán ser sembradas.

Utilizar un cajón con un sustrato hecho de cáscara de arroz carbonizada, arena y vermiculita, manteniendo una ligera humedad y en cultivo protegido.

La germinación suele ocurrir entre 2 a 4 meses, dependiendo de la región.

Entre otras especies del género Zamia citamos: Zamia integrifolia, originaria de la Florida y Zamia wallisii da Y en el caso de que se produzca un cambio en la calidad de vida de las personas que viven con el VIH/Sida, En el caso de que se produzca un cambio en la calidad del producto, es una excelente adición para las áreas sombreadas junto a edificaciones y muros cerrados.

También se puede cultivar en vasos grandes y de boca ancha con éxito.

Como aprecia ambientes sin sol directo, también podremos cultivar la zamia en interiores con buena iluminación natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *